MORELIA, Mich., 2 de septiembre de 2019.- En un hecho sin precedente, 200 actores políticos, religioso, empresariales, académicos, encabezados por los gobiernos de Michoacán y Guerrero acordaron la solicitud al titular del Ejecutivo Federal, Andrés Manuel López Obrador la declaratoria de la Zona Franca para la región portuaria de Lázaro Cárdenas, luego de que se abortara las Zonas Económicas Especiales.

Bajo cinco ejes fundamentales, tendientes a alentar la inversión de la zona, crear un paquete de incentivos, crear un fideicomiso para que haya recursos al desarrollo social y se consolide un esquema de generación de empleos bien remunerados, los mandatarios, Silvano Aureoles y Héctor Astudillo, signaron el documento que será enviado al presidente de la República para que considere un modelo similar al aplicado en la zona Norte del país.

Durante el evento, Silvano Aureoles sostuvo que crear una Zona Franca generará mejores condiciones para concretar la justicia social y emparejar el desarrollo de la zona frente a otras regiones del país.

Recordó que el Puerto de Lázaro Cárdenas es un punto que privilegia la conectividad con el Centro y Norte del país, amén de ser entrada natural a los mercados asiáticos y de América Latina, donde se concentra el 30 por ciento del PIB mundial, así como a los mercados estadunidenses.

Recordó que el puerto tiene la capacidad de movilizar 30 millones de toneladas anuales de mercancía y que la generación de la zona sería un detonante aún mayor.

El gobernador recordó que Michoacán es una de las entidades que ha logrado reducir sus niveles de pobreza, pero subrayó que ello no es suficiente, de ahí la necesidad de crear nuevos esquemas de desarrollo que alienten el empleo y generen riqueza y bienestar social.