TLAXCALA, Tlax., 9 de abril de 2020.- El cierre del parque Cuauhtémoc, en el municipio de Apizaco, disminuyó considerablemente el flujo de personas, principalmente de infantes en la zona de juegos.

Ante el cierre de espacios públicos como medida de prevención contra el coronavirus, el número de transeúntes en la zona centro de la ciudad rielera, disminuyó a más del 50 por ciento, declaró don Carlos Vázquez, quien bolea calzado en el parque antes mencionado.

El comerciante, expresó que hasta antes de esta semana y aún, pese al llamado de las autoridades a no salir de sus hogares, hubieron personas «dando la vuelta con los chamacos» por lo que en el parque Cuauhtémoc, todavía se concentraban algunas familias y vendedores de dulces y refrescos.

«Obviamente que no había gente como siempre ¿verdad?, porque aquí siempre vienen jóvenes, chamaquitos de las escuelas que aquí se vienen a pasar el rato; entonces a raíz del dichoso coronavirus, pues la gente disminuyó pero en estos momentos está peor, porque no hay personas ni hay vendedores» declaró.

En este sentido, Carlos Vázquez expresó que siente preocupación principalmente por sus compañeros comerciantes que colocan sus puestos al interior del parque, ya que durante el tiempo que resta de contingencia, no podrán colocar sus puestos.