TLAXCALA, Tlax., 24 de marzo de 2020.- En las paradas de transporte público donde regularmente siempre hay aglomeración de personas subiendo o bajando de los vehículos, hoy en día, lucen parcialmente desiertos.

Y es que desde el anuncio de contingencia por Covid-19 en la entidad, desde la semana pasada, la afluencia de pasajeros ha descendido paulatinamente, debido a las recomendaciones federales de salud, de que la población se resguarde en sus hogares, evitando salir a las calles más que para actividades realmente necesarias como la adquisición de alimentos, dejando entrever también, la baja económica a los trabajadores del volante, sector que pese al coronavirus, no suspendió labores.

Don Andrés Morales, checador en la para de combis de la avenida 20 de Noviembre, de la ciudad capital, señaló «mire, así haya lo que haya, los ciudadanos siempre necesitan el transporte, hay gente que no tiene un carrito, entonces necesitan la combi».

Asimismo, detalló que por lo menos durante la contingencia por Covid-19, ya se ha acordado entre los choferes de las diversas empresas transportistas, que el trabajo tendrá que permanecer de manera esporádica, por lo que las combis llegarán a la base cada 10 minutos.

Señaló que pese a la afectación económica que «ya se está empezando a sentir» el sector del transporte público, es una actividad necesaria a la sociedad.

«Pos si, a lo mejor orita no hay mucha gente como siempre, pero hay algunos que todavía van y vienen… a esos hay que atender» dijo.