SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 17 de octubre 2020.- El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó que han sido detectados al menos seis casos de robo y falsificación de vacunas en lo que va del año.

Señaló que estos han podido detectar debido a anuncios sobre la aplicación de la vacuna contra influenza, además de que se han hecho llegar cotizaciones de entidades privadas para la venta de diversas dosis.

«Como sabemos que no hay todavía vacuna para el sector privado y en otros casos por la identidad de la vacuna, como en el caso de Vaxigrip, que no se vende, podemos saber que se trata de una vacuna robada», indicó.

El funcionario agregó que se trata de casos puntuales, en los que cada entidad realiza la denuncia correspondiente, una vez que son detectados, a nivel estatal y federal; esto es a las fiscalías estatales para realizar los peritajes, así como ante la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para emitir las alertas sanitarias.

Asimismo, señaló que el robo de las vacunas también se da bajo la modalidad hormiga, en el que al interior de las instituciones de salud existe sabotaje, debido a que una persona extrae las vacunas del sector público y la vende a entidades privadas, ya sean consultorios individuales hasta estaciones de vacunación.

Este es el caso de la vacuna Vaxigrip, marca de Sanofi Pasteur y por la que Cofepris emitió la alerta sanitaria, ya que es de venta exclusiva al sector público por lo que su venta es ilegal.

«Quien la pague está contribuyendo a un delito, quien la venda está cometiendo un delito, y quien se la venda a quien la vende está cometiendo un delito posiblemente mayor», señaló.

López-Gatell también advirtió que en caso de que las personas paguen por esta vacuna corren el riesgo de que la dosis no conserve la calidad de la red de frío y pueda estar adulterada, por lo que tendría perjuicios contra la salud además de que se comete un delito.

En el caso de la vacuna Fluzone Quadrivalente, el subsecretario indicó que su venta es únicamente al sector privado. Sin embargo, esta todavía no está disponible en ningún consultorio médico ni centros de vacunación privados en el país, por lo que en caso de encontrarse es ilegítima.

Esto debido a que los lotes de Fluzone se encuentran en proceso de liberación por parte de Cofepris, además de que Sanofi Pasteur ha determinado que la vacuna no estará disponible al público antes del 1 de noviembre.

«Si a usted en este momento, durante octubre, le venden Fluzone Quadrivalente, es una falsa vacuna.

Es una vacuna que podría estar adulterada y podría ser anómala, entonces mucho cuidado», informó.