TLAXCALA, Tlax, 25 de marzo de 2020.- Debido a la suspensión de clases y de labores en varias empresas y negocios locales, el flujo vehicular disminuyó notoriamente tanto de vehículos particulares como transportes colectivos de la capital en carreteras y calles que la conectan con otros municipios.

Por tal motivo, las calles se ven casi desiertas por breves periodos de tiempo, ya que los choferes de transportes colectivos se turnan para laborar, además de que alargaron sus tiempos entre paradas para poder recaudar más pasaje.