Toluca, Edomex, 21 de abril de 2021.- La médico Violeta Ramírez, era solidaria, tenía dos trabajos y en las madrugadas y ratos libres ofrecía consulta a sus pacientes, quería edificar una clínica integral para ayudar a quienes menos tuvieran, pero esos sueños terminaron cuando se dirigía a trabajar a la jornada de vacunación en Tepetlixpa el 9 de marzo. Sus jefes inmediatos se molestaron de que no llegó a laborar pero omitieron avisar a su familia, incluso gobierno estatal rechaza conocerla porque la tenían contratada en outsourcing.

Su hermana Yessenia narró que ese dia no les extrañó que no regresó a casa porque avisó que se quedaría en la zona a pernoctar, pero si están molestos con la Secretaría de la Mujer, que la tenía subcontratada a través de Zumby Servicios Profesionales SA de CV, y ahora refiere que no la conocían cuando ella tenía hasta credencial de trabajadora del gobierno estatal.

Describió a su hermana como una profesional brillante, solidaria, que apoyaba a todo aquel que podía sin importarle para ello destinar las pocas horas que tenía libres incluyendo la madrugada porque le apasionaba su profesión y su trabajo porque siempre soñó con ser médico general.

Su sueño era tener su propia clínica integral y ahora solo buscan que el gobierno estatal pueda indemnizar a la familia porque lo suyo fue un riesgo de trabajo y al parecer buscan deslindarse. Para ello acudieron a la Procuraduría de la Defensa del Trabajo en donde están citados los representantes de la empresa que le pagaba y también la Secretaría de la Mujer.