WASHINGTON., EU., 23 de julio de 2021.- El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EU rescindió dos contratos de barreras fronterizas en el sector de Laredo que no son necesarios para abordar ningún requisito de remediación de vida, seguridad, medio ambiente o de otro tipo, como se describe en el Plan del Muro Fronterizo con México que implementa la Proclamación del presidente Joe Biden.

Estos son los primeros contratos que CBP está terminando desde que el DHS lanzó su Plan para el uso de fondos de barrera fronteriza, que establece los principios rectores que enmarcan las decisiones relacionadas con la construcción de barreras fronterizas, incluida la finalización de la expansión del muro en la medida permitida por la ley.

Los contratos que se cancelan son por aproximadamente 31 millas (cerca de 48 kilómetros) de construcción de barreras fronterizas financiadas con las asignaciones del DHS para el año fiscal 2020.

La construcción aún no ha comenzado en los dos proyectos del Sector Laredo y no se ha iniciado la adquisición de terrenos. CBP tiene la intención de participar en la planificación ambiental con respecto a estos proyectos de barreras, incluida la adopción de ciertas acciones consistentes con la Ley de Política Ambiental Nacional (NEPA) y otras estatuas.

El DHS continúa revisando todos los demás proyectos de barreras fronterizas en pausa y está en el proceso de determinar qué proyectos pueden ser necesarios para abordar los requisitos de remediación de vida, seguridad, ambientales u otros y dónde realizar la planificación ambiental.

Y la Administración de Biden también continúa pidiendo al Congreso que cancele el financiamiento restante del muro fronterizo y, en su lugar, financie medidas de seguridad fronteriza más inteligentes, como la tecnología y modernización de los puertos de entrada terrestres, que han demostrado ser más efectivas para mejorar la seguridad en la frontera.