VERACRUZ, Ver., 1 de febrero de 2021.- El físico matemático Bernardo Salas Mar denunció que dos reactores nucleares de la Central Nuclear de Laguna Verde (CNLV), de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), se encuentran improductivos, uno de ellos por un interminable y pésimo mantenimiento a manos de General Electric y el otro por su pésima operación ha sido dañado y constituye un grave riesgo a la seguridad en caso de pretender arrancarlo.

«Su condición es tan deplorable que, aun queriendo, no se puede poner en marcha. Esta condición se alcanzó luego de varios paros de emergencia (SCRAM) y de diversas condiciones de Riesgo Naranja a las que los han llevado de manera deliberada el gerente Héctor Sergio López Villarreal».

En ese sentido, explicó que de acuerdo con el Reporte de Condición interno 106688 Nivel de Riesgo Naranja no Programado por Indisponibilidad del Generador Diesel, se reporta fuga de combustible en la línea de inyección a los filtros duplex, por lo que se procedió a su paro normal.

Salas Mar detalló que en otro documento titulado NER-2-013/20 se registró el Disparo del Transformador Principal, provocado por error de personal de Protecciones Eléctricas.

Asimismo, explicó que la condición actual que vive la Unidad 1 de Laguna Verde es de inoperancia, debido a un paro súbito (SCRAM) desde el pasado 20 de enero, después de 110 días de operación de una recarga de combustible desastrosa y llena de desaciertos.

«El pasado 29 de enero de 2021 se rechazó la solicitud apresurada para poner en marcha el reactor, misma que reta nuevamente la seguridad de la planta, recalcándoles que si pretenden hacer dicho cambio deberán primero someter a evaluación esta condición, misma que no está analizada en sus documentos de diseño conocidos como ISSE/FSAR.

Todo esto porque buscaban enmendar los errores de decisiones directivas mal tomadas en la pasada recarga y querer minimizar el hecho que no lograrían el ciclo de operación de 18 meses, mismo que ha sido truncado por los errores de la actual administración de la Central, encabezados por Héctor Sergio López Villarreal», agregó el físico nuclear.

Finalmente, señaló que es urgente que sea removido de su cargo Héctor Sergio López Villarreal, Gerente de Centrales Nucleoeléctricas, pues por sus acciones deliberadas y erróneas en la conducción de las riendas de la Central Nuclear de Laguna Verde se convierte en un peligro para la nación y es rechazado por 800 trabajadores de ese centro de trabajo por no cumplir con los requisitos que marca la NOM- 034-NUCL-2016, quienes además afirman que sólo se sostiene por la amistad que lo une con Manuel Bartlett Díaz, director de CFE.

«Es lamentable que las condiciones de inseguridad en la CNLV y los contratos irregulares que se otorgan no sean informados verazmente al Presidente de la República por Manuel Bartlett Díaz, director de CFE, por Rocío Nahle García, Secretaria de Energía, y por Juan Eibenschutz Hartman, director de la CNSNS», remató.