Se trata de partículas suspendidas de contaminación, polvo, polen, hollín y microgotas de agua.

TLAXCALA, Tlax., 15 de mayo de 2019.- La bruma que afecta el estado de Tlaxcala y que impide la libre visión del horizonte, durará por dos o tres semanas, pues se trata de partículas de contaminación, polvo, polen, hollín y microgotas de agua que se encuentran suspendidas en el cielo y que por la falta de lluvias y viento no pueden dispersarse, confirmó el titular de la Coordinación General de Ecología (CGE), Efraín Flores Hernández.

Estas partículas son originadas por la contaminación de los vehículos automotores, los incendios forestales y el humo de la actividad industrial, que sumadas a las altas temperaturas se encuentran suspendidas.

De acuerdo a los reportes del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), México se encuentra en una de las etapas más críticas de estiaje por lo que se ha dado a conocer una foto satelital donde se aprecia a la república mexicana cubierta de bruma o humo en gran parte del territorio.

Por tanto, el SMN dio a conocer que resultado de esta situación será entre dos o tres semanas con esas características, por lo que se espera que con las primeras lluvias la bruma pueda desaparecer en Tlaxcala y el resto del territorio nacional.

En tanto, las zonas más afectadas en Tlaxcala son los municipios de Apizaco y la capital del estado, aunque la bruma se encuentra dispersa en todo el territorio, por lo que la calidad del aire en la entidad es mala.

Pese a esta circunstancia, la Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE) no ha sugerido la suspensión de clases en la entidad, toda vez que refieren las autoridades que la situación no es crítica, aunque recomendaron el uso en general de la población de cubrebocas, cubrir tinacos y cisternas, además de evitar quemas agrícolas y uso de fuegos pirotécnicos.