OAXACA. 24 de octubre de 2020.- Los campos de la región Mixteca se han teñido  de amarillo y rojo, que indican la siembra de la flor de cempasúchil y de terciopelo, propias de la temporada del Día de Muertos.

Este 2020 la pandemia de la Covid 19 cambió la forma en que se viven las tradiciones y costumbres de México; en el caso de los productores de estas flores optaron por reducir tres cuartas partes su sembradío, porque prevén que las ventas serán muy bajas.

Gerardo Alverdín Soriano, originario de San Francisco El Chico en Santiago Huajolotitlán, dijo que vender sus flores este año será un reto que habrán de superar y  quizás se tendrán que acostumbrar, porque la Covid 19 llegó para quedarse y esto es algo que ha costado mucho asimilar.

San Francisco El Chico es una agencia del municipio de Santiago Huajolotitlán cuyos pobladores cada año se dedican a la siembra de flor de muerto y de terciopelo, producen varias toneladas, sin embrago, este año la pandemia provocó diversas modificaciones en el proceso de la plantación.