SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 7 de noviembre 2020.- El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) dio a conocer los resultados de la encuesta nacional de las características de la población durante la pandemia de Covid 19 (ENSARS-COV-2), la cual fue realizada entre el 11 y el 30 de mayo, día en que concluyó la estrategia federal de Susana Distancia.

Los resultados destacan que una tercera parte de los encuestados tuvieron experiencias de inseguridad alimentaria, ya sea por preocupación de que los alimentos se acabaran (31.6 por ciento), debido a que disminuyeron la variedad de su dieta (27%) o consumieron menos alimentos de los que acostumbran comer (21.3%), o por la falta de dinero o recursos a partir del encierro.

“Lo anterior es muy preocupante, sobre todo si no se cuentan con estrategias de apoyo a dichas familias que ayuden a amortiguar el efecto negativo que está trayendo consigo el confinamiento, lo cual puede asociarse con la pérdida del ingreso y con la preocupación ante perder el empleo”, concluye el estudio.

Por otra parte, señala que a pesar de que se encontraron mayores porcentajes (90%) de consumidores de los grupos de alimentos recomendables para el consumo cotidiano, como cereales, leguminosas y frutas y verduras frescas cuando menos una vez a la semana, durante el periodo de confinamiento, también se mostró un alto consumo de alimentos y bebidas azucaradas, pues se refirió su consumo en promedio cinco veces por semana.

Más información AQUÍ