Por: Luis Darío Ochoa, Director de Asuntos Corporativos de Coca-Cola FEMSA México

Congruente con su propósito corporativo de generar valor económico, social y ambiental en las localidades en las que tiene operaciones, Coca-Cola FEMSA mantiene un sólido compromiso con el desarrollo de Tlaxcala, así como de las restantes 13 entidades del país en las que ofrece un amplio y variado portafolio de productos de hidratación con más de 75 marcas en 10 categorías, genera miles de empleos y promueve acciones de responsabilidad social con las comunidades y el medio ambiente.

Durante el 2020 y lo que va del 2021, a pesar de las condiciones de contingencia sanitaria, hemos logrado cumplir las metas que nos propusimos y darle continuidad a nuestra estrategia en materia de sostenibilidad. Tenemos claras cuáles son las prioridades: Comprender el papel de Coca-Cola FEMSA como parte de toda una cadena de valor y, junto con la sociedad, respetar los límites ambientales.

Mantenemos también los tres ejes que nos han guiado desde la creación de nuestra primera estrategia de sostenibilidad en 2013 “Nuestra Gente, Nuestro Planeta y Nuestra Comunidad”. Pero hoy los hemos fortalecido con un nuevo enfoque en la cadena de valor, orientado a las expectativas de la sociedad, el compromiso con los ciudadanos y los esfuerzos constantes para cuidar el medio ambiente, mientras generamos valor económico y social.

En el caso particular de Tlaxcala, este compromiso con el desarrollo sostenible se expresa en una sólida presencia comercial, un auténtico compromiso social y una operación que genera más de 1,100 empleos directos y cerca de 5,000 indirectos, gracias al despliegue de 116 rutas de reparto que atienden a los más de 16,000 puntos de venta que hay en la entidad.

En materia de responsabilidad con la comunidad tlaxcalteca, en los últimos meses hemos rehabilitado 8 parques y espacios públicos; además de que a través de nuestro Plan Nacional de Reforestación y Cosecha de Agua hemos logrado más de 3,700 hectáreas reforestadas; casi tres millones de árboles plantados; hemos resguardado más de 1,200 hectáreas de superficie de conservación de suelo y agua; hemos instalado 13 cisternas comunitarias, 2 ollas captadoras de agua y 25 techos captadores de agua; 25 huertos de traspatio y 15 huertos frutícolas, entre 2008 y 2020.

Es mucho lo que hacemos, pero sabemos que aún hay mucho más por hacer, junto con las autoridades del estado, los municipios, los empresarios, la academia y toda la sociedad, para detonar el crecimiento con justicia social en este importante estado.

En materia de cuidado del agua es importante mencionar los alcances de nuestra operación y las acciones que llevamos a cabo para contribuir al cuidado del medio ambiente.

En relación con el uso del agua en la planta de Coca-Cola FEMSA en San Luis Apizaquito, lo primero que es necesario decir es que en Tlaxcala, como en el resto de las entidades en las que estamos presentes, nuestra operación cumple cabalmente con lo que señala el marco legal vigente en materia de uso y tratamiento de este recurso vital.

El uso del agua utilizada en nuestra producción está totalmente apegado a lo que estipula la  concesión que mantiene la compañía, misma que fue otorgada y ha sido refrendada por la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Nuestra planta en San Luis Apizaquito cuenta con un título de concesión vigente para la extracción de agua por medio de tres abastecimientos -dos pozos internos y uno externo- no obstante y como consecuencia de la alta eficiencia en nuestros procesos, únicamente se extrae 73.7 por ciento del volumen total concesionado.

Es importante puntualizar que, de acuerdo con la propia Conagua, el acuífero del alto Atoyac que abastece la región donde se asienta la planta cuenta con recursos hídricos disponibles. Ahí, la autoridad federal tiene un volumen total anual concesionado de 125.7 millones de metros cúbicos.  Y de ese volumen total, el aprobado a Coca-Cola FEMSA representa apenas 1.2 por ciento del agua concesionada de todo el acuífero.

Adicionalmente, como parte de nuestro compromiso con estos importantes temas, promovemos la conservación hídrica y regresamos al medio ambiente más del 100 por ciento del agua utilizada en nuestra producción y como parte de los esfuerzos que realiza la industria, colaboramos con las comunidades y autoridades para lograr soluciones que faciliten el acceso a agua limpia para millones de mexicanos que aún no cuentan con este servicio.

Nuestra presencia en el estado de Tlaxcala cumple con las normas no sólo en temas ambientales, sino en nuestra relación con autoridades, proveedores y otros grupos de interés con quienes tenemos un trato profesional, ético y apegado a estrictas reglas de compliance, en congruencia con nuestro propósito corporativo.

Finalmente comentar que en Coca-Cola FEMSA nos mantenemos siempre abiertos y dispuestos a colaborar y sumar en cualquier esfuerzo que contribuya al bienestar de las personas, como lo hicimos en los meses pasados con la donación de más de un millón de litros de bebidas hidratantes para el personal de salud y de otras instituciones, en el marco de la lucha contra la pandemia de Covid 19.

Esa es nuestra esencia y así nos conducimos.