«Por qué no empiezan por hacer algo en su estado, un ejemplo, Tenancingo», replicaban los usuarios en redes sociales.

TLAXCALA, Tlax., 22 de febrero de 2020.- Entre oportunismos y buenas voluntades, partidos políticos, Ayuntamientos y dependencias de gobierno hicieron público su respaldo al sumarse al Paro Nacional al que la sociedad civil convoca a realizarse el día 9 de marzo en protesta a los constantes feminicidios en el país, sin embargo, en las redes sociales no hubo la aceptación que el “gesto solidario” debía merecer.

Pues luego de que el gobierno del estado anunciará que se sumaba a la causa, diversos organismos públicos lo hicieron en serie, lo que generó un tenso debate en las redes sociales, en donde hubo una amplia mayoría de personas, entre ellas mujeres, que no aprueban el hecho de que las autoridades locales se sumen a una causa justa sin antes haber dado “resultados en su casa”.

Lo anterior, al hacerse una constante en los comentarios de los usuarios la pésima reputación que Tlaxcala tiene a nivel internacional por el fenómeno de la trata de personas, problemática que se ha convertido en un flagelo para las mujeres de la zona sur del estado y últimamente, para mujeres de comunidades indígenas e inmigrantes que son raptadas para ser explotadas sexualmente.

Cabe destacar que de acuerdo a recientes investigaciones, el fenómeno de la trata de personas en Tlaxcala ha ido en aumento en los últimos tres años, y pone en riesgo la vida de mujeres, pues su explotación a manos de los denominados “padrotes” comienza desde los 6 a los 30 años de edad.

En ese sentido, usuarios dejaron ver su inconformidad en las redes sociales oficiales de los Ayuntamientos, del Gobierno e incluso de líderes de opinión de la entidad respecto a que la medida que se está tomando, al menos en Tlaxcala, no era aplaudible, pues “se trata de una total falta de respeto al género femenino dar una falsa solidaridad y respaldo cuando el estado está infestado de desigualdad y poco interés por parte de las autoridades a un caso tan lamentable como lo que sucede día a día en Tenancingo”.