Las normalistas recorrieron a pie el trayecto desde la normal rural de Panotla hasta el Palacio de Gobierno de Tlaxcala, salieron a protestar por los 43 desaparecidos de Ayotzinapa.

TLAXCALA, Tlax., 21 de febrero de 2020.- Originaria de Huamantla, Tlaxcala, Verónica Hernández Rivera tía del joven, César Manuel González Hernández, uno de los 43 desparecidos la noche del 26 de septiembre de 2014, en Iguala, Guerrero, este día junto con 150 normalistas de la escuela rural de Panotla, salieron a marchar por la aparición con vida de los estudiantes y el esclarecimiento de este caso, que conmocionó a México.

A más de cinco años y casi cinco meses, de la desaparición de los jóvenes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, un grupo de aproximadamente 150 estudiantes e la escuela Normal Rural de Panotla Benito Juárez de Panotla, Tlaxcala, recorrieron a pie el trayecto de esta institución hasta el Palacio de Gobierno de la entidad, para presentar públicamente un posicionamiento.

Frente a este contingente, Verónica Hernández Rivera encabezó la marcha con micrófono en manó para informar a la ciudadanía que no existe respuesta, ni esclarecimiento de este caso de desaparición forzada.

Al llegar a la Plaza de la Constitución de Tlaxcala Verónica reclamó, “aquí estamos en unidad de los padres de los 43, venimos a exigir justicia, no importa cuantas veces salgamos a gritar, créanme gente de Tlaxcala no es fácil pararse frente a un micrófono, estoy luchando por mi ser querido, para que sepamos la verdad”, expuso.

En su mensaje hizo conciencia sobre la forma de como la sociedad ve a los que salen a las calles a defender sus derechos y reclamar justicia, “cuando sale una marcha es fácil decir, ahí vienen los revoltosos y a mí no me importa que digan, ahí viene una revoltosa y no importa, es por mi sobrino”, porque dijo, que desde hace más de cinco años las familias de los 43 no descansan, viven con incertidumbre de la verdad y salen a las calles a exigirle al gobierno resultados.

Empero señaló, “aquí estamos, ya no tenemos miedo a hablar, ya no tenemos miedo a exigirle al gobierno federal respuesta, no vamos a quedarnos callados, queremos justicia”.

Por su parte, las normalistas en bloques tomaron el micrófono para informar que en días pasados, el 17 de septiembre los padres de los 43 junto con normalistas de Ayotzinapa salieron en Chiapas, en una campaña de información y de forma pacífica a volantear, y que en este hecho un normalista fue gravemente herido al recibir un impacto de una granada lacrimógena en la cabeza.

De acuerdo con los testimonios, los padres de los 43 buscaron el diálogo con las autoridades, quienes respondieron con represión de la policía estatal de Chiapas, con disparos a estos manifestantes a unos metros de distancia.

Las normalistas de Panotla, hicieron públicos estos hechos de lo que llamaron represión del gobierno federal y exigieron al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), justicia y cumplir su compromiso que hizo al inicio de su gobierno de esclarecer el caso de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa.

Finalmente, y después de esta movilización las jóvenes regresaron a su escuela en Panotla, luego de marchar y manifestarse frente al Palacio de Gobierno de Tlaxcala.