Propiciar que las frutas y verduras se conviertan en los alimentos favoritos de las y los niños

TLAXCALA, Tlax., 13 de septiembre de 2021.- El ser saludable no sólo implica bajar de peso sino incluir todo lo que tiene que ver con sentirse mejor para gozar de buena salud, refirió la coordinadora de Nutrición del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tlaxcala, Xóchitl Juárez Guzmán, por lo que invita a padres de familia y tutores que tienen a su cargo menores de edad, a iniciar la formación de hábitos alimenticios saludables desde la primera infancia.

“La primera infancia se define como el periodo que va del nacimiento a los ocho años de edad, y durante esta etapa, los niños reciben una mayor influencia de sus entornos y contextos”, subrayó la especialista.

La nutrióloga detalló que al adoptar estilos de vida saludable desde la primera infancia, permitirá el equilibrio en la alimentación y evitará los extremos alimenticios, que son los causantes de algunos problemas como: baja estatura, bajo peso, anorexia, anemia por una mala alimentación; así como los excesos o atracones de comida que provocan el sobrepeso, obesidad, hipertensión arterial, arterioesclerosis, diabetes mellitus, cáncer y osteoporosis.

Se recomienda que durante el confinamiento por la COVID-19 se generen nuevos hábitos: hacer cinco comidas al día, tres principales y dos colaciones, aumentar el consumo de verduras, frutas y cereales integrales, evitar o reducir el consumo de alimentos industrializados o ultra procesados, beber de seis a ocho vasos de agua natural al día y evitar el consumo de refrescos, jugos y bebidas azucaradas.

“Para mantener un estilo de vida saludable, se recomienda realizar por lo menos 30 minutos de actividad física y dormir de 7 a 8 horas diarias, mantener relaciones personales sanas y una actitud positiva, subrayó Juárez Guzmán.

La obesidad infantil es un problema grave de salud que se ha incrementado de modo alarmante en los últimos 20 años, hasta alcanzar el 20% en este sector de población, según el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

“El consumo de alimentos y bebidas con alto contenido de grasas, azúcares y sal, sumado a estilos de vida sedentarios, ha provocado un problema grave de salud de sobrepeso y obesidad que actualmente afecta a niñas, niños y adolescentes”, puntualizó la especialista.

En este sentido detalló que el cambio más importante que debemos generar en las y los menores de edad, en estos momentos que están en casa, va depender en gran parte de los hábitos que se desarrollen en el núcleo familiar, ya que los niños actúan por imitación

Los buenos hábitos alimenticios favorecerán un crecimiento saludable y fortalecerán el sistema inmunológico para hacer frente al COVID-19, seamos solidarios con quienes aún no se han vacunado, o no tienen sus esquemas completos, síguete cuidando, aplica las medidas de prevención: lava tus mano frecuentemente y mantén sana distancia, si tienes dudas ¡Llámanos al 800 22 22 668! Frente al COVID-19, más vale PrevenIMSS.