RIOVERDE, SLP., 27 de febrero 2021.- La enfermera Trinidad Zúñiga, con 31 años de servicio en el Hospital General de Rioverde -en la zona media potosina- se contagió de Covid 19 luego de recibir la primera dosis de la vacuna y murió sin poder recibir el refuerzo.

Hoy fue despedida con una guardia de honor frente al hospital general, ahí se colocó un altar con su fotografía y momentos después salió su cuerpo escoltado por empleados de servicios funerarios, para ser entregada a sus familiares y darle cristiana sepultura.

Sus compañeros contrataron a un mariachi como el que tocaría el día que ella se jubilara, día que no llegó, pues esta pandemia volvió a arrebatarle al personal de Salud lo más valioso para ellos, quizá a la par de la salud de los pacientes: sus compañeros de profesión.

Lágrimas, aplausos, pero una profunda tristeza acompañó las notas del mariachi; varias canciones sonaron mientras Trini era conducida hacia una carroza que posteriormente la trasladaría hasta la funeraria y de ahí para ser despedida por sus familiares.

Más información AQUÍ