CIUDAD DE MÉXICO, 10 de septiembre de 2019.- De nueva cuenta la Cámara de Diputados es tomada por maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), así como Asesores Técnicos Profesionales, quienes piden que sus demandas se vean plasmadas en las leyes secundarias de la Reforma Educativa, mismas que deben ser aprobadas por los legisladores a más tardar el 12 de septiembre.

Los manifestantes, que comenzaron a llegar al recinto legislativo desde las 6 horas, han instalado sus casas de campaña alrededor de las instalaciones de San Lázaro, y a pesar de que existía la promesa de no bloquear ningún acceso y que se permitiría la entrada y salida, han iniciado un bloqueo parcial, al cerrar la puerta uno de visitantes y empleados de la calle de Zapata.

Se considera que hasta el momento han arribado cerca de mil 500 profesores de la CNTE de la sección 22 de Oaxaca, y continúan llegando; así como aproximadamente 100 Asesores Técnicos Profesionales (ATP), todos por la calle de Zapata, Eduardo Molina; mientras que, sobre Congreso de la Unión llegaron cerca de 250 integrantes de la Unión Ciudadana Democrática.

En entrevista al término del izamiento de bandera, la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Laura Rojas, aseguró que no habrá represión en contra de ningún manifestante, y dejó en claro que no se pidió la presencia de la fuerza pública, sino que solicitaron apoyo de seguridad vial para garantizar los accesos.

La legisladora señaló que los manifestantes habían expresado que no tenían la intención de bloquear los accesos, sino que solo quieren dialogo, por lo que, dijo, los grupos parlamentarios y las comisiones correspondientes, están trabajando para solucionar en este tema.

“Lo que solicitamos el apoyo de seguridad vial no de la fuerza pública, para que nos garantizara un acceso, no fue necesario porque los manifestantes no están bloqueando las entradas, ellos quieren diálogo, ya los grupos parlamentarios y las comisiones ya están trabajando en atender a los manifestantes.

Nosotros nunca vamos a reprimir a ningún manifestante, somos absolutamente respetuosos de la libertad de manifestación, de la libertad de expresión, pero sí nos interesa mucho el diálogo permanente con los manifestantes y las autoridades locales par a tratar que no se paralicen los trabajos en la Cámara de Diputados, debemos alcanzar ese equilibrio”, sostuvo.

La legisladora confió en que el diálogo, que hasta el momento ha sido fructífero, continúe, pues los manifestantes, dijo, han sido “bastantes respetuosos del inmueble y también del personal, confiamos en que siga siendo así durante las próximas horas”.

Rojas adelantó que en el transcurso del día pedirá a la presidenta de la Comisión de Educación, Adela Piña, informe sobre el proceso de dictaminación de las leyes secundarias de la Reforma Educativa.