TLAXCALA, Tlax., 18 de mayo de 2020.- Desde los hechos registrados el pasado sábado en la ciudad de Apizaco, en el que vendedores ambulantes fueron retirados de las banquetas de la zona centro, y un empleado de Coppel atacara a las autoridades, la Guardia Nacional trabaja en constante vigilancia de la ciudadanía en el municipio.

Lo anterior, como medida de prevención para evitar la violencia en las calles, asaltos, entre otros actos delictivos, a las zonas comerciales del municipio, toda vez que de este modo, el edil Julio César Hernández Mejía, pretende el descenso de cifras negativas de incidencias delictivas.

Ello además, a causa de un video que trascendió en las redes sociales en el que un grupo de policías municipales golpean a comerciantes y les quitan la mercancía aún en presencia de menores de edad en acto de desalojo.

Cabe mencionar que los ciudadanos reaccionaron en contra de estas acciones; sin embargo, el edil de la ciudad invitó a los comerciantes ambulantes a llevar a cabo su registro, y evitar a futuro las multas y la prohibición de piso.